Mes: julio 2014

Quince películas que hay que ver

Posted on

En general puedo decir que soy muy cinéfila. Vale, tengo alguna que otra racha en la que apenas veo películas, pero en seguida se compensa con otra en la que veo una película, tras otra, tras otra… Así que he decidido hacer un post con algunas películas que tenéis que ver sí o sí. Concretamente, quince películas que hay que ver.

CISNE NEGRO
Me encantan esta película y su banda sonora (claro, es El lago de los cisnes… ¿cómo no me va a gustar?).

LAS VIDAS POSIBLES DE MR. NOBODY
Es una película rara, lo admito. Quizás pueda costar pillarle el punto. Pero tiene un algo que la hace perfecta.
WATCHMEN
Mira que no soy particularmente fan de las películas de super-héroes, pero esta es distinta, en el mejor de los sentidos, y me encantó.

DISTRICT 9
Coge un puñado de alienígenas y júntalos con el Aparheid sudafricano. ¿Se puede hacer una buena película con esos dos ingredientes? Sí, y esta es la prueba de ello.

PEQUEÑA MISS SUNSHINE
La historia de una familia de lo más llamativa que se cruza el país en furgoneta para que la hija se presente a un concurso de belleza. Aunque el argumento no os llame en un primer momento, dadle una oportunidad: os aseguro que merece la pena.

CAMINO
Una película para ver con el paquete de kleenex a un lado y lista para cabrearte con el mundo. Hay que elegir bien el momento de verla, pero hay que verla.

PULP FICTION
Creo que esta no necesita presentación, ¿verdad? Si no la habéis visto, no sé a qué esperáis.

SE7EN
Un curioso asesino en serie y dos actorazos como son Morgan Freeman y Brad Pitt. ¿Se puede pedir más?

HIJOS DE LOS HOMBRES
Si te gustan las historias post-apocalípticas, esta es de las mejores que conozco. Un mundo donde ya no nacen niños, donde por razones obvias el ser humano está condenado a la extinción.

JUNO

Me encanta Juno, es genial. Tengo poco que decir de ella, sólo vedla.


LO IMPOSIBLE
Otra película en la que el paquete de kleenex es imprescindible. Vas a sufrir con esa familia, y mucho.

ORIGEN
Un constante juego con el límite entre lo que es real y lo que no. Me encanta.

LOOPER
Me encantan las películas sobre viajes en el tiempo, y esta no iba a ser menos. Tratado de una manera curiosa, tenéis que verla.

SHREK
Tenía incluír alguna de animación, claro, y Shrek se merece este puesto. Sólo la primera, que luego va decayendo. Pero la original hay que verla.

EL EFECTO MARIPOSA
Como dije antes, me encantan las películas de viajes en el tiempo, alteraciones temporales, y demás. Y esta es de las mejores que conozco. Eso sí, no os molestéis en ver la segunda, es pura basura.

En una noche de insomnio

Posted on

En una noche de insomnio, como es esta desde la que escribo, me he puesto a pensar. Y no pienso en nada concreto, mi mente divaga de un lado a otro, del pensamiento más absurdo al más serio, sin que yo pueda hacer nada para evitarlo. Ni siquiera dormir.

Esta podría ser yo
En un momento dado estoy pensando en teletubbies voladores, a pesar de que, si no recuerdo mal estos bichos de felpa no podían volar (e incluso andando les recuerdo torpes). Al siguiente me acuerdo de una llamada importante que tengo que hacer mañana, mientras me doy cuenta de que casi con total seguridad mañana no me acordaré y la haré en el último momento. Más tarde pienso en el epílogo de Harry Potter, que por alguna razón incomprensible ha aparecido de pronto en mi mente. Y después me acuerdo de mi abuelo y se me escapa alguna lágrima.
Pensamientos inconexos e inevitables, todos. Voy a intentar dormirme. Aunque es algo complicado en una noche de insomnio.

50 cosas sobre mí (parte 1)

Posted on

Todos conoceréis este meme, no necesita presentación. Sólo aclaro que yo he decidido hacerlo en dos partes, así que hoy “sólo” os contaré 25 cosas sobre mí.

1. Soy de ese extraño tipo de persona a la que le gustan los perros y los gatos por igual.

2. Llevo el pelo muy corto por la vaguería de no tener que peinármelo demasiado. Afortunadamente puedo decir que me queda bien (o eso creo).

3. De pequeña, en un sabio momento de mi vida, decidí que de mayor quería ser abuela; no por tener nietos, sino por no tener que trabajar.

4. Jamás me pinto las uñas. Lo he intentado, porque me gusta cómo quedan, pero hace tiempo que lo dejé por imposible: me las muerdo tanto que a las pocas parece que llevara semanas con el esmalte puesto.

5. Hasta hace poco estaba convencida de que mi futura profesión sería la de música. Ahora, por varios motivos, me lo estoy teniendo que replantear, pero me da miedo tirar por la borda diez años dedicados a ello.


6. Soy fan incondicional de las palomitas.
7. En mi armario no encontraréis ni una sola falda, no me resultan cómodas.
8. Nunca me veréis beber una taza de chocolate caliente, siempre me la tomo a cucharadas, como si fuera sopa.
9. Siempre me ha gustado leer, siempre. Piense en la época de mi vida que piense, siempre hay algún recuerdo relacionado con los libros.
10. Me encanta mi nombre, pero no su significado (casta y pura).
11. Relacionado con lo anterior, tengo una insana obsesión con los nombres de persona. Tendría mil hijos sólo para poder elegir sus nombres.
12. No suelo releer mis libros, pero hay dos sagas, ambas juveniles, que he releído mil veces y seguro que lo haré otras tantas: Harry Potter y Memorias de Idhún.
13. Me encantaría conocer muchos países distintos, aunque por el momento los únicos que he visitado son los más cercanos: Francia y Portugal.
14. Nunca me maquillo, no me gusta la sensación de tener la cara llena de potingues.
15. No me gustan el chorizo ni la nata.
16. Si busco mi nombre completo en Google, con apellidos y todo, lo primero que sale es una concursante de Miss Bélgica.
17. Prefiero el mar a la montaña y la ciudad a un pueblo pequeño.
18. De pequeña mi música preferida era la de Los Pitufos, que hacían versiones (cambiando letra y todo) de canciones de moda de cada año.
19. No aprobé el examen de conducir hasta el quinto intento, por la principal razón de que me ponía hiper-nerviosa cada vez que el examinador subía al coche.
20. Me encantan los pendientes, pero la mayoría me dan alergia y me hacen daño, así que casi nunca llevo.

21. Mi color favorito desde pequeña es el verde.

22. Llevo media hora preguntándome qué más puedo decir para completar esta aparentemente interminable lista.

23. Me enteré de la no-existencia de los Reyes Magos y compañía a los 6 años, pero mis padres no lo supieron hasta que tuve 8 o 9 no porque yo lo ocultara deliveradamente, sino porque simplemente no me pareció un tema importante del que hablar.

24. No hay cosa que odie más en este mundo que madrugar.

25. Me encanta pasear por la playa, pero no me entusiasma mucho ir a pasar el día en plan bañarse y tomar el sol.

Por una opinión

Posted on

Más de una vez, y de dos y de tres, he leído comentarios en distintos blogs de gente que, a causa de un post en concreto (generalmente sobre temas polémicos) decide abandonar dicho blog. Es algo que, sinceramente, nunca he entendido.

Amigos ¿inseparables?

Un blog no es un único post, es la suma de muchos. Si se trata de un blog que sigues habitualmente, del que te gusta lo que escribe… ¿vas a abandonarlo por un único post discordante? Me parece una reacción muy exagerada, no sé a vosotros.
Planteaos esta misma situación en la vida “real”. Estás con un amigo y de pronto surge un tema en el que no estáis de acuerdo. El que sea. Discutís vuestros puntos de vista pero no llegáis a un punto en común. ¿Romperíais vuestra amistad solo por eso? No me atrevo a decir que nadie lo haría porque hay gente para todo, pero seguro que la mayoría no, ¿verdad? Yo, desde luego, no lo haría. Puedo ser amiga de alguien sin necesidad de compartir el cien por cien de las opiniones. Dicen que en la variedad está el gusto y que para gustos los colores.
Con los blogs me ocurre lo mismo. Puedo seguir un blog, puede gustarme un blog, sin necesidad de coincidir en todo. De hecho, de esa disparidad de opiniones nacen los debates más interesantes.
Así que, estimados blogueros que dejáis de seguir un blog por un único post: no os entiendo. Os respeto, por supuesto. Pero no os entiendo.

A la tres millones va la vencida

Posted on

No sé si esta entrada llegará a leerla alguien que haya conocido mis anteriores intentos (fallidos) de crear un blog personal. Que no han sido uno ni dos, sino más bien un millón o dos, o incluso tres millones. Con el blog literario no tengo problemas, ya tiene un añito y medio y está creciendo muy bien. Pero por más que lo intento, por más que quiero, hasta ahora no he conseguido continuar con ninguno de los personales. Eso sí, voy a intentar que este sea el definitivo.

En esta imagen hay tantas estrellas como intentos de crear un blog llevo.

Probablemente el problema es que no cumplo mis propias expectativas. Me autoimpongo la obligación de actualizarlo cada poco tiempo, y en cuanto veo que no soy capaz de cumplir mis propios plazos decido que no merece la pena y lo abandono como a un intento fallido. Así que esta vez ¡nada de normas! Que me estoy un mes sin publicar nada, perfecto. Que de repente vuelvo con una publicación diaria, pues igual de perfecto. Será mi lugar y lo utilizaré cuando quiera, sin más.

¿Alguien dispuesto a quedarse conmigo en estas condiciones? Si lo hay, que sepa que es bienvenido.