Mes: enero 2015

Series: Sherlock

Posted on

He pensado que quiero empezar a hablar más a menudo de las series que sigo (especialmente de las que me gustan), y puesto que anoche vi el último capítulo emitido hasta ahora de Sherlock me ha parecido un buen lugar por donde empezar.

Últimamente me estoy volviendo una fan incondicional de las series británicas. Sí, tienen buena fama así que quizás no debería extrañarme, pero hasta hace poco no me había dado cuenta de lo totalmente merecida que es esta fama. El caso es que serie británica que empiezo, serie que entra a formar parte de mis favoritas.

Y dicho esto… vamos a centrarnos en Sherlock, que es de lo que he venido a hablar.

Lo suyo es empezar por una descripción general, así que vamos a ello. En cada capítulo se adapta, muy libremente y en la época actual, un libro de Sherlock Holmes (yo no he leído ninguno, ejem, así que no vengo aquí a juzgar si son fieles o no). Podría parecer que en un capítulo no va a haber espacio para adaptar todo un libro, pero es que esta serie no tiene una estructura convencional en lo que a duraciones se refiere. Cada capítulo dura hora y media, es prácticamente como una película, así que hay tiempo para todo. Y cada temporada tiene sólo tres capítulos; se hacen cortas, sí, incluso teniendo en cuenta que yo he visto seguidas las tres que hay emitidas hasta ahora, pero creo que es mejor eso, que nos lo dosifiquen (lo bueno, si breve, dos veces bueno, ¿no?), a que quieran explotar su éxito haciendo capítulos de relleno y sin interés como hacen tantas otras series. Así que os pido que esto no os eche para atrás a la hora de decidir verla; conmigo lo hizo, tardé siglos en empezar a verla por esta razón, y miradme ahora, fan número uno.

Una de las cosas que más llaman la atención, o al menos a mí, es lo cuidado de su fotografía; yo no soy cámara ni sé mucho del tema, pero aun así se nota ese interés en cada detalle. Y ya no me refiero sólo a la fotografía, sino a todo. Grandes diálogos, grandes interpretaciones por parte de todos los actores (me encantan especialmente las escenas con Moriarty), argumentos enrevesados pero donde todo tiene una razón de ser… Es que es TODO. Y a cada capítulo que veo me gusta aun más si es que eso es posible.

¿Os he convencido ya? ¿Vais a adentraros en la mente de Sherlock? Yo sólo os digo que si no lo hacéis estaréis ignorando una obra de arte.

Con la I

Posted on

Una película… Ismael. No os asustéis por ver como protagonistas a Mario Casas y Belén Rueda. Sé que con esta presentación puede parecer que no merecerá la pena, pero para mí no es así. Vale, quizás no sean actuaciones de Óscar o de Goya (no, no lo son, pero tampoco están mal) pero la historia que nos cuentan merece la pena, es interesante.

Una serie… Inside Nº9. En realidad no es una serie que siga, pero la letra I es más difícil de lo que había pensado, así que me vais a permitir que me tome una pequeña licencia y incluya a aquí esta serie que aunque aun no sigo quiero hacerlo más pronto que tarde. No es especialmente conocida, pero las pocas críticas que he leído han sido siempre en positivo.

Un libro… Inferno (Dan Brown). En su momento la puntué con 5 estrellitas; ahora probablemente le daría algo menos pero me sigue pareciendo un buen libro dentro de su género. Obviamente no si buscas una historia profunda de las que perdura en tu memoria, pero si tienes claro que vas a leer un best-seller con todas sus características es una buena opción.

Una canción… Impossible (James Arthur). Seguro que la habéis oído mil veces, así que no tengo mucho que decir sobre ella.

Un día de mi vida

Posted on

Hoy ha sido (está siendo, que aun quedan algunas horas) un mal día. En un sentido físico, pero como suele pasar en estos casos pues se traspasa un poco también al sentido anímico. Me he levantado mareada, con dolor de cabeza, y la sensación de veinte kilos de más en cada pierna. Afortunadamente el dolor de cabeza se me ha pasado al rato de tomarme un naproxeno (¡bendito naproxeno!), pero el resto ha seguido (y sigue) durante todo el día. Bueno, no voy a quejarme mucho, hacía tiempo que no tenía un día de estos.

Como podréis suponer, no he ido clase. Mi día ha consistido en estar tumbada en el sofá viendo la tele. He visto un capítulo de Broadchurch, uno de Sherlock y aparte dos películas: En América y Rango (las dos me han gustado bastante, por cierto). También he leído un buen rato. Así que al menos puedo decir que he aprovechado el día culturalmente, o algo así.

Hace un ratito he pensado que igual debería salir un poco a tomar el aire, así que como motivación he decidido que hoy ceno pizza. Y allá que me he ido, al súper más cercano a por una pizza (vale, lo admito, también he comprado un paquete de oreos). Y… aquí estoy ahora, de vuelta en casa. Con ganas de que acabe el día, a decir verdad. Podría acostarme pronto para que acabe antes, pero sé que no me dormiría.

Sé que a nadie le va a interesar especialmente mi día, pero bueno, me apetecía escribir.

Eufemismos y tabús

Posted on

Uno: no eres peor persona por llamar gay al gay, negro al negro, sordo al sordo o chino al chino. En todo caso podríamos pensar que considerar que estas palabras, que no son más que características de una persona, son insultos, igual sí te hacen un poco mala persona.

Dos: en consecuencia, llamar homosexual al gay, negrito o afroamericano (especialmente si no es americano) al negro, discapacitado auditivo al sordo o asiático al chino, no te hace mejor persona. Aunque tampoco peor, claro, a no ser que lo hagas porque pienses que la otra opción es un insulto.

Tres: vale, sí, es cierto, a una persona en concreto le puede molestar que le llames de una manera en concreto. Sus razones tendrá, supongo, pero eso no debería convertir en tabú a esa palabra ya que, como digo, es un problema de una persona en concreto.

Pensaba escribir una entrada sesuda sobre el tema, pero es que en realidad es tan simple como esto. Probablemente se podrían matizar mil cosas, eso pasa con cualquier tema, pero lo importante es simplemente esto.

El cambio constante

Posted on Actualizado enn

Todo el que lleve siguiéndome un tiempecito se habrá dado cuenta de que me paso la vida cambiando el diseño del blog. Nunca hecho por mí, claro, porque a) No sé y b) aunque supiera WordPress no te deja personalizar estas cosas (al menos no en su versión gratuíta). Pero el caso es que si lleváis aquí el tiempo suficiente ya habréis visto varios cambios. Diría que este es el definitivo, porque la verdad es que me gusta bastante, pero no voy a engañarme: estoy segura de que en unos meses como máximo estaré dándome otra vuelta por los distintos diseños posibles para cambiarlo otra vez.

A veces me gustaría ser más constante con estas cosas. Porque no es con el blog con lo único que me pasa. También es aplicable a la ropa (me compro un jersey que me encanta y al mes siguiente me pregunto en qué narices pensaba para comprarlo) o a cualquier otra cosa que se refiera al aspecto físico de algo.

Otras veces me acuerdo de esa frase hecha de “renovarse o morir” y pienso que está claro que la opción buena es la de renovarse, así que igual tampoco está tan mal el cambio constante que hago con estas cosas.

Así que en realidad ni es bueno ni es malo, simplemente es. Quizás algún lector mío prefiriese un diseño más estable, si es así lo siento por él, pero por una faceta de mi vida que puedo cambiar cada vez que me dé la gana sin consecuencias de ningún tipo, no la voy a desaprovechar.

Con la H

Posted on

Hace siglos que no hago una entrada de estas alfabéticas, así que hoy que no tengo nada más que contar voy a seguir con la H, que es la que toca.

Una película… Hijos de los hombres. Una de mis películas distópicas favoritas, por no decir una de mis películas favoritas a secas, sin distinción de género. Si no la habéis visto, tenéis que hacerlo.

Una serie… House. De mis series favoritas de todos los tiempos, creo que ya lo he comentado alguna vez. De las que sigo viendo cada vez que me encuentro por la tele por más veces que pueda haber visto el mismo capítulo.

Un libro… Henders (Warren Fahy). Una novela de ciencia-ficción sobre una isla recién descubierta con nuevas especies. Hace ya años que la leí así que no sé qué pensaría de hacerlo ahora, pero recuerdo que en su momento me gustó.

Una canción… Hey soul sister (Train). Una de esas canciones veraniegas que transmite mucho buen rollo. Habría pensado que siendo una “canción del verano” ya la habría olvidado hace tiempo, pero el caso es que sigue viniendo a mi mente de vez en cuando.

Reto cinéfilo 2015

Posted on Actualizado enn

No tenía pensado apuntarme a ningún reto de ningún tipo este año, pero este se ha cruzado en mi camino y me he dicho “va, venga, ¿por qué no?”; tampoco se acabaría el mundo si me dejo alguna categoría sin cumplir. Bueno, aun no lo había dicho, pero el reto consiste en ver X películas que se correspondan con Y categorías/descripciones. Además, aunque no lo ponga en ninguna parte, yo voy a limitarlo a una categoría por película.

Aquí las categorías (con algún matiz personal entre paréntesis) y las películas que encajen con ellas:

Una película de 3 horas o más.

Un film romántico clásico.

Un remake.

Una película estrenada este año.

Una película con un número en el título.

Un film de un director menor de 30 años.

Una película con personajes no humanos. Donde viven los monstruos.

Una comedia. El nombre.

Una película dirigida por una mujer.

Una de misterio o thriller. La extraña que hay en ti.

Un film cuyo título sólo sea una palabra.

Un film compuesto de historias cortas.

Una película ambientada en otro país. Mystic River.

Un documental.

La ópera prima de un director conocido.

Una película de un actor/actriz que te encante y que aun no hayas visto.

Un film recomendado por un amigo.

Una ganadora del Oscar a “Mejor Película”.

Un film basado en un hecho real. Dallas Buyers Club.

Una película en la parte baja de tu wishlist.

Una película que le encante a tu madre.

Una película que te de miedo.

Una película muda. Circo del Sol: Mundos Lejanos (siendo sincera, no es del todo muda, pero casi: se intercambian un par de frases al principio de la película y ya está. Si más adelante veo otra que encaje mejor la cambio, pero de momento creo que se acerca lo suficiente como para dejarla aquí).

Una película con un póster horrible.

Una película que dices haber visto pero que no viste aun (esta categoría me parece un poco absurda, si digo que la he visto es porque la he visto, así que la voy a sustituir por “una película que hace tanto tiempo que vi que es casi como si no la hubiera visto”, que es lo más parecido que se me ocurre). Dark city (la vi siendo muy pequeña y no recordaba prácticamente nada).

Un film adaptado de unas memorias.

Una película de menos de 80 minutos.

Una película con antónimos en su título.

Una película ambientada en un lugar que siempre has querido visitar.

Una película que se desarrolle en tu ciudad de nacimiento.

Una película con críticas malas.

Una trilogía (con esta voy a especificar que tengo que haber visto las tres películas este año, para complicarlo un poco).

Una película estrenada en el año que naciste.

Un film con un triángulo amoroso. Scott Pilgrim contra el mundo.

Una película ambientada en el futuro. Al filo del mañana (futuro cercano, pero futuro al fin y al cabo).

Un film ambientado en un instituto. El club de los cinco.

Una película con un color en su título.

Una película que te haya hecho llorar.

Un musical.

Una película basada en una novela gráfica. Guardianes de la Galaxia.

Una película de un director que no hayas visto nunca antes. An adventure in space and time (Director: Terry McDonought).

Una película que tengas pero que no hayas visto nunca antes (si interpreto literalmente esto sería totalmente absurdo porque casi cualquier película encajaría aquí: para verla primero tengo que tenerla, y está claro que hasta que no la vea no la habré visto… así que lo interpretaré como “una película que tenga desde hace mucho tiempo y aun no haya visto”).

Una película de tu infancia que viste en el cine.

Una película en VOS grabada en un idioma diferente al tuyo.

Una película navideña (creo que es la categoría que más me va a costar).

Una película con algún personaje que comparta nombre contigo.

Un film que se desarrolle sólo en un escenario. 

Una película vetada en tu país (ehm… diría que no hay ninguna película prohibida en España, afortunadamente, libertada de expresión y tal… así que lo sustituiré por “una película que no haya sido estrenada en tu país”).

Un film basado en una serie de televisión.

Una película que empezaste y nunca acabaste (no suelo dejar películas a medias, como mucho dejo de prestarles toda mi atencion… pero no se me ocurre una categoría parecida con la que sustituirla, así que la dejo así y si no la cumplo pues casi mejor).

PD: dejaré esta entrada como una página para quien quiera irse pasando a ver mis avances.

PD2: por os interesa, aquí la imagen original del reto.

PD3: acabo de descubrir que no puedo enlazar una entrada como página (o al menos yo no encuentro la manera de hacerlo) así que de momento me he limitado a copiar esto en una página que probablemente será la que vaya actualizando mientras que esta entrada se quedará tal como está ahora mismo.